BAJO RESERVA
EN STOCK

GHOST Nihil Funko Pop

S/95.00

Por favor consulta el stock

📌 Suscríbete y gana dsctos constantes
📦 Consulta tu delivery gratuito
📦 Puntos de recojo y flexibilidad en entregas
🌎 Nuestros productos tienen GPS y garantías
💥 Venta para distribuidores y por mayor

Disponible para reserva

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “GHOST Nihil Funko Pop”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descripción

Si deseas más productos similares haz click aquí

 GHOST Nihil funko pop

Descubre nuevos GHOST Nihil  funko pop en nuestra web o si también andas en busca de los clásicos, incluso si buscas algunos que ya no encuentras en catálogo puedes contar con nosotros que nos especializamos tambien en encontrar pops y su línea diversa de productos así que no dudes en contactarnos que estamos para ayudarte.  Si deseas también tenemos prendas de este personaje así como accesorios.

Lleva este y otros productos con la garantía de Buho Rock Shop

Nacieron como nacen muchos sueños en EE UU, en un garaje. 20 años después, sus productos se agotan en segundos y tienen lista de espera de miles de coleccionistas. Los Funko no son simples productos de merchandising, son un hito de la cultura pop. Pero antes de inundar el mercado con sus diseños actuales, cientos de personas los llevaban en sus coches o tenían en sus despachos sin asociarlos a la marca.

«Todo comenzó con Austin Powers», explica Mike Becker, fundador de la empresa, en el documental ‘Making Fun: The Story of Funko’ realizado por Netflix. La compañía debe su nombre al concepto de diversión. Querían algo que incluyera dicha palabra y no se decidían, hasta que dieron con la clave: un juego con los términos «Fun» y «Company» (Compañía de Diversión), que mutó en Funko.

Todo se originó en 1998, cuando tres amigos amantes de lo retro, que se habían conocido años atrás, decidieron en un bar de Everett (Washington) crear su propio negocio. Becker, junto a los artistas Rob Schwartz y Sean Wilkinson dieron rienda suelta a su imaginación y formaron Funko. El concepto inicial era bastante diferente al actual, aunque mantenía una similitud: un personaje cabezón. Computer Bob, un hombre con un ordenador por cabeza, era el primer diseño que creaban. Aunque no tuvo éxito, el germen de la idea ya estaba asentado. Solo había que hacerlo crecer. Y eso hicieron.